Reseña de Me llamo Lucas y no soy un perro de Fernando Delgado

Editorial: Planeta
Número de páginas: 144
Año de publicación: 2013

Sinopsis

Me llamo Lucas y no soy perro, de Fernando Delgado, que ha escrito otras obras como También la verdad se inventa o De una vida a otra, narra la vida de una familia vista a través de los ojos y la voz de Lucas, el perro que todo lo ve y se entera de todo. Es una novela corta, de argumento universal y para todos los públicos que aborda temas muy cercanos a la vida de cualquier familia. Un perro llamado Lucas que quiere ser un niño es la voz narradora de esta delicada novela que va directa al corazón. Los animales, y los perros en particular, como protagonistas, han servido para lanzar grandes éxitos literarios.. Desde El curioso incidente del perro a medianoche hasta Agua para elefantes, Tombuctú (de Paul Auster) y un largo etcétera. Una obra sencilla de leer y llena de moraleja: las personas no son lo que parecen. A través de la ingenuidad de unos ojos caninos, aparecen sentimientos que pasarían desapercibidos a los humanos.Esta obra de la narrativa española narra la historia de Lucas, un perro tremendamente inteligente que quiere ser un niño. En la familia con la que vive hay un niño, al que llama hermano, que sí quiere ser perro. Por eso Lucas piensa que el mundo está muy mal repartido. Original, sorprendente y tremendamente divertida, Me llamo Lucas y no soy perro es una delicada novela que apunta directa al corazón.

Ains.... Esta reseña me cuesta hacerla por mi amor a los animales. Voy a empezar con los temas que menos me han gustado.

Abandonar a los perros para mi es algo que debería de estar penado, no me entra en la cabeza como pueden hacer las personas eso. Pero si ya entramos en el tema maltrato de animales, incluso matarlos cuando ya no sirven para las cacerías.... Siento si es duro, pero les haría lo mismo a esas personas si pudiera....

A parte de eso, ¡empiezo!

Durante este breve libro, Lucas nos va a contar su vida, su perspectiva de las situaciones familiares que vive y lo que le gustaría realmente hacer, hablar. Por fin nos ponemos en el lado del perro, nos cuenta que piensa y porque actúa de esa manera. Muchas veces, los que tenemos animales decimos "Si es que te falta hablar", pues en este caso, el perro no habla con sus dueños, pero si nos dice lo que le gustaría decirles.

Son muchos los personajes secundarios que aparecen en esta historia y que además son odiosos, por su forma de tratar al perro. Pero claro, también hay otros, como la madre, el mendigo, la veterinaria... que los quieres por actuar como actúan y ser tan buenos con los animales.

El libro se divide en tres partes. La primera, he de reconocer, que se me ha hecho un poco pesada, llegando a plantearme dejar el libro, pero luego he seguido y menos mal... porque cuando menos te lo esperas la historia vuelve a dar un giro que hace plantearse muchas cosas.

Resalto la lealtad de los perros a sus dueños, pero no a los que viven con ellos, sino a los dueños de verdad, a los que los cuidan y miman, y en este libro eso es algo que ha quedado muy, pero que muy claro.


Compartir:

5 comments

  1. No había oído hablar de çel pero me da curiosidad <33

    ResponderEliminar
  2. Hace ya muchos años aprovechando la visita del autor a mi ciudad me regalaron el libro de "No estabas en el cielo" dedicado y debido a mi corta edad permaneció en mi estantería sin leer durante muchos años y la verdad es que es un gran libro, así que espero leerme este también.

    ResponderEliminar
  3. No termina de llamarme este libro pero gracias por la reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. No conocía este libro y acabaré leyéndolo seguro.. todo lo que sea de animales cae jajaja Un besito!

    ResponderEliminar
  5. me encanta el título porque ya solo con leerlo y la incertidumbre que me causa me da ganas de leerlo

    ResponderEliminar