Etiqueta:

Quítame los tacones y volveré a ser princesa. Gracia Dávila

Editorial: Arcoi
Número de páginas: 192
Año de publicación: 2017
Sinopsis
Una novela valiente en la que no se juzga, se siente. ¿De qué quiere huir Belén? Belén es una chica más en Madrid. Aparentemente su vida no es muy distinta de la de los demás, aunque en su entorno destaca por muchas razones, pero ella ni las sabe, ni se las creería nunca. ¿Huir? ¿Por qué? Belén no está sola. Tiene a su madre, que la adora, a sus amigas, Cecilia, Marta y Alicia, las tres mejores que existen en el mundo y, por supuesto a Diego, su amigo, su hermano, su todo, con quien comparte desde la Universidad los desayunos de los viernes. ¿Es posible quererlo todo y no querer nada? Ella no se lo creerá, pero tal y como Belén lo cuenta, su vida engancha. Nostalgia, dolor, rabia, intrigas, pasión y sentido del humor…, una historia en miles de líneas donde la protagonista se desahoga y con las que se disfruta y se sufre a partes iguales.
Cuando ves la portada te puedes esperar otro contenido, pero la verdad, sorprende y más para ser la primera novela de la autora. He de decir que es de esos libros que te enganchan, se leen de un tirón y cuando lees el último párrafo piensas "no puede ser verdad que acabe ya".

Belén, nuestra protagonista, es la que nos va contando su historia, una historia llena de enredos y dudas amorosas, de no saber qué quiere en su vida ni aclararse con ella mismo, pero todo esto, con un toque de humor y una prosa muy ágil y sencilla, que nos facilita la lectura y nos permite leer y leer sin parar.

Ainsss... ¡Diego! la que ha liado Diego con echarse novia e intentar presentársela a su amiga Belén, porque ahí es cuando se abre la caja de Pandora y no se sabe por donde puede estallar. La verdad, que Diego y la madre de Belén son unos personajes muy adorables y entrañables, de esos que dan ganas de conocer y charlar con ellos, personajes muy humanos y con buen corazón.

En definitiva, es un libro fácil de leer, con muchos toques de humor, dosis de romanticismo sin decir que sea excesivo, con unos personajes muy realistas y adorables en los que verse reflejados y a los que tomar cariño.


Related Articles

2 comentarios:

  1. No tiene mala pinta, lo apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No me termina de llamar así que esta vez lo dejo pasar.
    Besotes!!

    ResponderEliminar